12 nov. 2006

Bono Juancito Pinto cautivó y asombró a niñas, niños, mamás y papás

La Paz

Luego de la nacionalización de los hidrocarburos, la derogatoria del artículo 55 del decreto 21060 y la firma de los contratos petroleros, el Bono Juancito Pinto, implementado desde ayer, se convirtió en un suceso socio-político al ingresar en las arcas familiares Bs.200 y cuyo gasto fue puesto, por pedido presidencial y de la influyente televisión, a la decisión de 1.200.000 niños y niñas beneficiarios directos.

En La Paz, El Alto y Santa Cruz, así como en gran parte de las capitales de departamento, el pago de Bono a cargo de las Fuerzas Armadas se desarrolló dentro de la normalidad esperada, salvo algunas postergaciones en La Paz (escuela Simón Rodríguez, Don Bosco y otras) o la demora en la llegada de las remesas a Potosí, según informó la Unidad Ejecutora del mencionado pago.

En su primer día, el Bono cautivó y alegró a miles de niños y niñas de 300 unidades educativas del área rural y urbana, en las escuelas públicas y de convenio del país. Madres más que sorprendidas, profesores trabajando en domingo con entero servicio a los niños y efectivos militares (oficiales, suboficiales y conscriptos “PMs”) fueron protagonistas de un domingo distinto en escuelas fiscales y de convenio.

Hasta pasado el mediodía se había logrado cubrir el más del 80% de lo previsto porque “se paga en todo el país; evidentemente habían algunos problemas pero salvables”, dijo el ministro de Educación Félix Patzi lo que fue complementado por el viceministro Noel Aguirre en sentido de que hasta las 17h00 se terminaría con el primer día de pago.

La mayoría de los ministerios pero especialmente Educación y Planificación movilizaron ayer a todo su personal para verificar la corrección del pago o la solución de problemas o inconvenientes de último momento como los denunciados cobros de multas o “descuentos” del Bono.

Patzi, que recorrió varios lugares de pago en La Paz y El Alto, verificó que en la mayoría de los casos todo era normal y felicitó a profesores y efectivos militares por su dedicación en este emprendimiento gubernamental. Un aspecto relevante fue que en la Unidad Educativa República del Perú, en el centro paceño, la directora Margarita Rojas dispuso que los certificados de nacimiento de los niños en su poder, fueran entregados a los padres para fotocopiarlos y así facilitar el pago del Bono.

El Bono Juancito Pinto fue creado por el Decreto Supremo 28.899 del 26 de octubre de 2006, se paga a los niños que cursar regularmente entre 1ro y 5to grado de primaria de escuelas fiscales y de convenio. Los encargados del pago son los equipos pagadores de las tres fuerzas armadas. La Fuerza Aérea está encargada de las ciudades de El Alto, Tarija y Santa Cruz. La Fuerza Naval pagará en Beni, Pando y la zona lacustre de La Paz, en tanto que el Ejército se hace pargo del resto del país. El pago continuará hasta el 12 de diciembre.

Juancito Pinto: Fenómeno socio-económico-familiar

Una pregunta comenzó a rondar este domingo 12 en 1.200.000 niños y en otros 2.400.000 mamás (y papás) beneficiarios del Bono Juancito Pinto: ¿En qué gastar el Bono?. Motivos no faltan:

1) Por primera vez niñ@s de entre 6 y 10 años reciben un dinero en efectivo que (más allá del monto en sí) les es dedicado y es resultado directo de la nacionalización de los hidrocarburos, medida institucional y política.

2) Los niños de escuelas fiscales, especialmente en el campo, casi no conocen el “recreo”, por lo que recibir Bs.200 en efectivo les deja estupefactos.

3) La televisión mostró, en directo, a niños recibiendo Bs.200 en mano propia algo impensable en inocentes mentes de los infantes de un país pobre y, hasta 2005, mal administrado

4) Evo pidió no malgastar el Bono.

5) Los niños adquieren conciencia de lo importante que es (para su edad) contar con semejante monto y ya tienen su “lista de requerimientos”: Mochila, útiles escolares y zapatos. El Bono es un fenómeno socio-económico-familiar. (El Alto, 12-11-06).