12 jun. 2008

Primer día de paro del magisterio boliviano se cumple a medias

El magisterio boliviano volvió a paralizar sus actividades, sin embargo, transcurrida la primera jornada de esta medida de 72 horas, la participación de las bases fue parcial, ya que muchos establecimientos educativos, producto de acuerdos internos, pasaron clases con absoluta normalidad.

En el marco de las medidas de presión asumidas desde el pasado mes de mayo, primero un paro de 24 horas, luego uno de 48 y ahora la paralización por tres días, el sector movilizado ratificó a través de sus representantes sindicales el inicio de una huelga general e indefinida a partir del siguiente lunes 16 del presente mes.

“Los maestros se irán incorporando al paro gradualmente, éste sólo es el primer día, así sucederá también en la huelga indefinida que comenzará el próximo lunes 16 de junio. El maestro está comprendiendo la gravedad de la situación económica del país, el salario ya no sirve nada más que para subsistir unos cuantos días, la elevación del costo de vida se ha convertido en un verdadero flagelo, y el 10 por ciento no representa absolutamente nada”, dijo un dirigente sindical de escala nacional.

PLIEGO PETITORIO

Las solicitudes de los maestros del país, tienen que ver con la atención de su pliego petitorio por parte del Gobierno central, sobre todo en lo referente al incremento salarial superior al 10% dispuesto de manera general por la instancia gubernamental. Otra de sus demandas, está relacionada con la nueva ley de pensiones solicitada por las Confederaciones de Trabajadores de Educación Urbana y Rural de Bolivia CTEUB y CONMERB, respectivamente.

ATENCIÓN SATISFACTORIA

Por su parte, el Gobierno aseguró que la mayoría de los puntos de los pliegos sectoriales-urbano y rural- fueron atendidos satisfactoriamente, y que el único punto que no podrá atender, es el salarial, porque el 10 por ciento es una decisión gubernamental y definitiva. Las autoridades de educación, manifestaron a su tiempo, que el tema que no se puede atender es el referido al aumento salarial del 15 por ciento, como exige la dirigencia del magisterio.

PERJUDICIAL

Respecto a esta medida de presión, la Ministra de Educación, Magdalena Cajías, afirmó que el paro perjudica más a los niños y jóvenes de las unidades educativas públicas del país, aunque afirmó que los reportes de los Servicios Departamentales de Educación señalan que la primera jornada de paro no fue contundente en las unidades educativas del país.

“Muchas escuelas están pasando clases”, aseveró a tiempo de indicar que el paro no sólo perjudica a los niños y jóvenes sino también a los mismos maestros, pues “se va producir un descuento por cada día de paro”, advirtió.

El dirigente de la Confederación de Maestros Urbanos, Jorge Baldivieso, informó que al menos la mitad de las 28 federaciones que conforman el magisterio urbano acataron la medida en todo el país.