15 ago. 2008

Comisión interinstitucional se traslada a trópico cochabambino

Delegados del Ministerio de Educación y Culturas, de la Defensoría del Pueblo, de la Central Obrera Boliviana y de la Confederación Nacional de Maestros de Educación Rural de Bolivia verificarán denuncias de supuestos abusos de campesinos contra maestros de la zona.

LA PAZ, 15-VIII-08 (educabolivia).- Una comisión interinstitucional se trasladó al trópico cochabambino para verificar denuncias de supuestos abusos cometidos contra maestros por campesinos de la zona, anunció este jueves el Viceministro de Educación Escolarizada, Germán Jiménez, a tiempo de expresar su preocupación por los hechos que habrían ocurrido en días pasados.

La comisión está integrada por representantes del Ministerio de Educación y Culturas, Defensoría del Pueblo, de la Central Obrera Boliviana, de la Confederación Nacional de Maestros de Educación Rural de Bolivia. “Allí escucharán a las partes y en función de la investigación se tendrá una salida”, dijo.

Sin embargo, continuó, los padres de familia del trópico cochabambino facilitan varios servicios e inclusive incentivos a los maestros y por “ello esperan una respuesta adecuada” a favor de sus hijos.

Según Jiménez, la molestia de los padres de familia en la zona del trópico se debe a la ausencia de los maestros en las fiestas patrias y en particular por las reiteradas interrupciones de las labores educativas.

En todo caso, añadió, el director del Servicio Departamental de Educación de Cochabamba (Seduca) y los directores distritales de educación del sector tienen que elevar una información respecto a los hechos denunciados.

Por otro lado, el Viceministro Jiménez garantizó la participación de los maestros en todos los procesos de institucionalización y que no están vetados por no acatar el paro obligatorio por un tema que no solo preocupa a los maestros sino a todos los bolivianos como es la nueva ley de pensiones.

Precisó que el gobierno respeta el derecho a la protesta, pero a una huelga fundamentada y que no perjudique a niños y jóvenes estudiantes, pues la demanda de una nueva ley de pensiones es de todos los bolivianos y su enriquecimiento es una corresponsabilidad.

En cuanto a las demandas del magisterio, Jiménez aseguró que el gobierno atendió la mayoría de los puntos del pliego sectorial: en 30 meses del actual gobierno, los salarios aumentaron en 23% (7% en 2006, 6% en 2007 y 10% en 2008) con relación a los gobiernos anteriores que otorgaban entre 3 y 3.5%, después de paros y huelgas.

También en poco más de dos años y medio, el gobierno creó 12.983 nuevos ítemes (4.121 en 2006, 4.362 en 2007 y 4.500 en 2008), cantidad superior al distribuido en los últimos diez años.

Además, 10 mil maestros interinos iniciaron este año la profesionalización, también los maestros no videntes fueron liberados de los años de provincia, a través del Decreto Supremo No 29409, como requisito para el ascenso de categoría, para la correspondiente categorización.

Jiménez aseguró que el año lectivo es de 200 días hábiles de clases, que no incluyen las vacaciones de invierno, los feriados regionales ni nacionales.