4 dic. 2008

El Gobierno pide la declaratoria de país libre de analfabetos

Una misión técnica de la Unesco deberá evaluar los logros del Programa Nacional de Alfabetización (PNA) Yo sí Puedo y si cumplió con los objetivos que se trazó.

• LAS GRADUADAS • Mujeres que participaron en el PNA agitan banderines en la ceremonia del martes en El Alto.


El Gobierno cursó una solicitud al director general la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Koïchiro Matsuura, para que una comisión técnica de esa institución llegue al país a evaluar el Programa Nacional de Alfabetización (PNA) a fin de certificar que el país está libre de analfabetismo.

“Hace un mes y medio, aproximadamente, enviamos la solicitud a la Unesco para que se verifique el proceso de alfabetización, junto a una invitación para que el director general pueda acompañarnos el día que el Presidente declarará que Bolivia está libre de analfabetismo”, explicó ayer el coordinador nacional del PNA, Pablo Quisbert.

La previsión del Ejecutivo es terminar la alfabetización en todo el país, el 20 de diciembre.

La autoridad explicó que, además de la Unesco, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), también está interesada en evaluar el PNA.

Las comisiones que llegarían al país (o en el caso del Convenio Andrés Bello que ya trabaja en el tema) tienen la misión de comprobar que Bolivia logró reducir la tasa de analfabetismo al 3% o menos, objetivo que, según el Gobierno, se cumplirá en días.

Las autoridades del Ejecutivo declararon el martes a La Paz como el séptimo departamento que culminó con el PNA. En el acto realizado en la ciudad de El Alto, el vicepresidente Álvaro García Linera informó que se está pidiendo a organizaciones internacionales que confirmen los resultados del programa.

Quisbert adelantó que se espera que la Unesco se pronuncie días después de que el Gobierno declare a Bolivia país libre de analfabetismo, acto programado para mediados de diciembre. Asimismo, indicó que el 2009 se procederá con la post-alfabetización, con la cual se pretende profundizar el proceso educativo.

No obstante, de acuerdo con los estatutos de la Unesco, la certificación depende de la simple reducción de la tasa de analfabetismo. “Según los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los estándares establecidos por la Unesco, para que una nación pueda asegurar que logró erradicar el analfabetismo, como un fenómeno social, debe tener 97% de progreso en su educación”, dijo María Luisa Soux, responsable de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación.

Soux agregó que se admite hasta 3% de analfabetos, ya que “es imposible eliminar este problema en su totalidad”, por lo que siempre se registrará un “analfabetismo residual”, compuesto por personas con dificultades físicas y mentales para el aprendizaje y ancianos que consideran que aprender ya no les es útil a esta altura de sus vidas.

También incluyó a las personas que no completaron los cursos. En esta lista están los que viajaron, se enfermaron o las mujeres cuyos maridos no quisieron que se alfabeticen.

Ayer, los responsables del PNA, incluyendo a los facilitadores cubanos y venezolanos, se reunieron en Cochabamba para evaluar los alcances del programa. Quisbert indicó que los resultados se verificarán definitivamente con el censo de población y vivienda, que se realizará el año 2010.

OTRAS EXPERIENCIAS

Cuba • En 1961, Cuba inició una campaña de alfabetización. Ese mismo año, en diciembre, Fidel Castro anunció que se cumplió con el objetivo. La Unesco premió su programa.

Venezuela • El 28 de octubre del 2005, el Director General de la Unesco declaró a Venezuela como territorio libre de analfabetismo, gracias al programa cubano Yo sí Puedo.