12 mar. 2009

Ministerio de Educación logra acuerdo con un magisterio dividido

La Paz, 12 mar (ABI).- La Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia aceptó el jueves el 14% de incremento salarial otorgado por el Gobierno y descartó cualquier movilización de ese sector, en contraste con su filial, el Magisterio de La Paz, que ratificó una marcha para el viernes en demanda de mejoras salariales.

El secretario de la Confederación de maestros, Jorge Baldivieso, luego de reunirse con el viceministro de Educación Regular, Germán Jiménez, aseguró que "existe satisfacción en los avances respecto a las demandas de los maestros".

El Viceministro apoyó las declaraciones del dirigente y afirmó que las demandas de los maestros fueron atendidas, "incluso en el tema salarial", con el incremento del 14% a sus sueldos que el Gobierno decretó sin necesidad de marchas.

El dirigente del magisterio de La Paz René Pardo, fustigó a la Confederación, a la que acusó de colaborar con el Gobierno cumpliendo así un papel de "oficialistas" y de no escuchar las demandas sindicales.

"El 14% de incremento prometido no cubre el costo de vida y lo califico como "aumento miserable", dijo.

Ratificó las marchas a cumplirse el viernes en las principales calles de La Paz y El Alto y algunas provincias.

Pardo aclaró que la movilización de su sector no implica la interrupción de las labores escolares y se harán en tres turnos.
drm/cc ABI