22 mar. 2009

Morales pide trabajar de día y estudiar de noche para consumar alfabetización en Bolivia

Chipaya (Bolivia), 22 mar (ABI).- Con llamados a redoblar esfuerzos "día y noche", el presidente Evo Morales inauguró el domingo en la localidad andina de Chipaya, en la jurisdicción del departamento de Oruro, el programa de post alfabetización "Yo sí puedo seguir", remate de la ilustración de 800.000 bolivianos entre 2006 y 2008, que permitió a Bolivia erguirse en el tercer país de la región libre de esta deficiencia social.

Morales convocó a los recientemente alfabetizados, más de 800.000 en todo el país, a trabajar en el día, por el sustento diario, y a estudiar en la noche, "para complementar nuestros conocimiento".

"En la noche no trabajamos (entonces) sacar este tiempo para seguir aprehendiendo para complementarnos en el tema de educación", urgió el mandatario ante una masiva concentración en Chipaya, "pueblo originario, humillado y olvidado" en el tiempo.

El Presidente convocó a organizar el proceso de "descolonización" por medio de la instrucción.

"La mejor forma de descolonizarnos es recuperando nuestra identidad, preguntarnos quiénes somos nosotros", dijo al tiempo de invocar a retroceder la influencias de otras culturas.

"Si vamos a segur influidos por una mentalidad importada desde afuera y desde arriba jamás vamos a poder descolonizarnos", insistió al arrancar el aguerrido programa apuntalado por métodos y profesionales de Cuba y Venezuela que dieron forma, en el pasado reciente, a la primera cruzada contra el analfabetismo.

El plan de fijación de conocimientos inaugurado en Chipaya, enclavado en el agreste altiplano boliviano y cuna de una de las culturas más antiguas del continente, a 388 km al sur de La Paz, está dirigido a los más de 800 mil iletrados alfabetizados con el método cubano "Yo sí puedo".

También a todas las personas mayores de 15 años que no concluyeron la primaria, que recibirán los espacios de conocimiento en materias de ciencias naturales, matemáticas, lenguaje, historia y geografía, en su idioma nativo, para acreditar a futuro su formación universitaria, según un boletín de prensa del Ministerio de Educación que lidera el programa.

El programa apunta también, de refilón, a eliminar vestigios del analfabetismo funcional.

"En esta segunda fase tenemos que trabajar todos juntos para alcanzar un nivel de educación equivalente inicialmente a quinto de primaria", pidió por su parte Benito Ayma director del programa.

Personeros de la Unesco, que ha homologado la alfabetización boliviana en diciembre último, asistieron a los actos de Chipaya.

Ayma recordó que el pasado 20 de diciembre Bolivia fue declarada como el tercer país de Latinoamérica libre de analfabetismo, después de Cuba y Venezuela, logrando la meta de 823.256 alfabetizados en todo el país y aseguró que la campaña continuará en un proceso destinado a erradicar el analfabetismo absoluto y funcional.

En el municipio orureño de Chipaya se instalarán 18 puntos de enseñanza y en todo el país 3.000 puntos que serán ubicados de manera simultánea en los 327 municipios.

De acuerdo con la información del Programa de Post Alfabetización, en La Paz se instalarán 450 puntos, en Oruro 350, en Potosí 400, Cochabamba 450, Tarija 200, Chuquisaca 350, Santa Cruz 450, Beni 200 y en Pando 100.

Cada punto funcionará con 15 participantes: maestros, estudiantes de las normales, pedagogos, profesionales, que fueron capacitados en el manejo pedagógico y metodológico, serán los encargados de dar las asignaturas dentro de este programa.
Rsl/ ABI