16 jun. 2008

Niños trabajadores de la calle recibieron material escolar

Se pretende coadyuvar a la inserción y la permanencia en las escuelas de los beneficiados.
En beneficio de 1.080 niños y adolescentes trabajadores de y en la calle, el Programa de Escolarización PENNT II del Servicio Departamental de Gestión Social de la Prefectura de La Paz finalizó la entrega de material pedagógico a los centros de atención de La Paz y El Alto.

La distribución del lote, que costo 28.980 bolivianos, se inició el lunes 9 junio con la entrega de cuadernos, hojas de carpeta, bolígrafos, marcadores, colores, crayones, papel crepé y lápices, entre otros.

El responsable del Programa PENNT II del Servicio Departamental de Gestión Social, Remberto Escobar, mencionó que el apoyo pedagógico pretende coadyuvar a la inserción escolar, permanencia, promoción de grado y el desarrollo integral de los niños y adolescentes en situación de riesgo, para contribuir al progreso socio-educativo en el departamento de La Paz.

Son ocho las instituciones que trabajan con el programa de escolarización: Proyecto Casa Waki, Fundación Cuerpo de Cristo, Sepamos, Sociedad Católica San José, Santísima Trinidad, Fundación Sembrando Esperanza (Jesús Obrero), Proyecto Antawara y la Fundación Arco Iris.

El PENNT II brinda apoyo gratuito en alimentación complementaria, monitoreo del estado nutricional, apoyo pedagógico, asistencia psico-social, alimentación complementaria, bono de transporte, refrigerio, promoción de actividades deportivas y participación familiar.

Además, el proyecto cuenta con 26 consultores que brindan nivelación en las materias de matemáticas, lenguaje y ciencias de la vida, con el propósito de mejorar el proceso de aprendizaje de cada niño, a través de una metodología constructiva y humanística.

Según informes del Sedeges, en la primera evaluación trimestral de la gestión, de un total 1080 favorecidos 720 presentaron deficiencia en matemáticas y lenguaje, de los cuales 619 lograron a la fecha elevar su rendimiento escolar.

Como parte de los beneficios para los menores, en la actualidad hay dos Centros de Atención a Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes (CANNAJ), ubicados en la zona de Río Seco y Satélite de la ciudad de El Alto.

Esos espacios promueven actividades educativas, recreativas, culturales, deportivas, capacitación y orientación, donde los participantes le dan un uso productivo a su tiempo libre.

El propósito es evitar que los menores caigan en el uso del alcohol y las drogas. El proyecto es impulsado por el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de la Prefectura de La Paz.

La ciudad de El Alto cuenta con dos centros que se constituyen en promotores de la prevención en uso de estupefacientes, deserción escolar, trabajo infantil, migración campo - ciudad, niños de y en la calle y violencia infantil.

El primero, CANNAJ Río Seco, más conocido por los vecinos como las “Garrafitas” por la forma de su infraestructura, funciona desde 1976.

En la actualidad cuenta con una población de 700 participantes de 6 a 18 años de edad. Está en la plaza Max Fernández, al lado mercado El Carmen.

La labor del segundo CANNAJ - Ciudad Satélite se inició en 2000 y está ubicado en la plaza El Tinku. Brinda atención integral a una población de 300 beneficiarios de 6 a 25 años, además de cinco adultos mayores que se dedican al juego del ajedrez.

El Servicio Departamental de Gestión Social de la Prefectura del departamento de La Paz, en cumplimiento a la Ley 2026 (Código Niño, Niña y Adolescente), a través de esos espacios ofrece atención en orientación, apoyo pedagógico, talleres, cursos en manualidades y biblioteca gratuita.

En el área pedagógica se brinda nivelación en matemáticas, física, química y reforzamiento en lecto – escritura, además se realza un seguimiento académico evaluando el desarrollo socio – educativo y de esa manera se fortalece el rendimiento escolar, según informes de los responsables Marco Antonio Cabrera, de Río Seco, y María Eugenia Tancara, de Satélite.