15 nov. 2008

La Policía vigila las escuelas por los secuestros

Esa es la cantidad de plagios que la Policía registró este mes. El subcomandante de la entidad del orden dijo que a raíz de este dato y otros más, se desplegó el Plan Carpeta en La Paz.

• PRESENCIA POLICIAL • Un efectivo del orden vigila la salida de los estudiantes del colegio


En lo que va del mes, la fuerza anticrimen registró nueve casos de secuestros express, cifra que, entre otras causas, motivó a la Policía Nacional a implementar el Plan Carpeta con el fin de prevenir plagios de niños y adolescentes en la urbe paceña.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Gonzalo Macuaga, informó ayer que son nueve los secuestros express que se registraron en lo que va del mes.

“Como secuestros express tenemos en la zona Sur, zona Norte y El Alto nueve casos”, indicó.

El subcomandante de la Policía Nacional, general Rolando Caballero, aseveró que “justamente ese tipo de información es la que nos está llevando a fortalecer y a reforzar el contenido de este plan”. Añadió que la Policía quiere evitar que siga sucediendo secuestros en la ciudad.

Remarcó que el Plan Carpeta es un operativo que se inicia a principio de año y está orientado a brindar seguridad y establecer parámetros de control en las unidades educativas.

“Lo volvimos a iniciar ahora, aunque no se suspendió del todo. Se paró porque nuestra gente ha estado ocupada en atender problemas de índole social que nos limitó algunos recursos humanos”, señaló Caballero.

Dijo que se quiere realizar una constante vigilancia en las escuelas y kinder. “Hay que garantizar que los niños puedan salir (de clases) y ser conducidos por sus parientes o por personas que están autorizadas para eso”.

Explicó que, desde ayer, son 200 los establecimientos educativos que contarán con efectivos policiales hasta diciembre.

No obstante, fuentes del Comando General de la Policía informaron que existe la Brigada de Educación Preventiva, en la cual trabajaron personal policial y civil durante estos tres últimos meses en diferentes colegios de La Paz con el fin de educar a los estudiantes sobre su seguridad.

Anunciaron que desde enero del 2009, la Policía iniciará otra vez esa campaña en todos los colegios de La Paz.

Caballero remarcó que es importante brindar seguridad a los colegios en estas fechas por la proximidad de la finalización de clases. “Pueden aprovechar algunas personas para realizar actos delictivos”, manifestó.

Sobre las desapariciones de niños en El Alto que sucedieron durante esta semana, Caballero señaló que hay que establecer si son secuestros o extravíos.

“Estamos en investigación, al principio puede tratarse de un extravío, como pasó con el niño (Roberto)”, acotó.

El coronel Macuaga informó que durante este año se registraron 500 desapariciones de personas, entre niños, adolescentes y adultos. “La mayoría de ellos fueron resueltos (...) porque fueron momentáneos”.

Complementó que los adolescentes son en su mayoría, en ocasiones, los que desaparecen de sus hogares porque atraviesan problemas, sin embargo, dijo que la Policía recibió casos diferentes. Agregó que los efectivos policiales de La Paz se desplegaron para realizar un control constante en todos los colegios.

¿Secuestros o extravíos?

El subcomandante de la Policía Nacional, general Rolando Caballero, informó que entre los términos secuestro y extravío existen importantes diferencias.

“El extravío es una situación casual en la que el menor se desprende de los padres o familiares en un lugar donde existe mucha gente y no puede retornar con la persona que estaba”, afirmó el jefe policial.

Señaló que la pérdida de las personas se da, en su mayoría, en los menores de edad.
Por otro lado, el plagio tiene como características principales el rescate y la violencia.

Caballero informó que el secuestro es la privación de libertad que se da a la fuerza. “Su característica es la petición de una recompensa”.

Una vez que los delincuentes tienen a la víctima en sus manos, “buscan contacto con los familiares para poder pedir una recompensa, puede ser dinero u otro tipo de recurso para canjear al secuestrado”.

El general Caballero explicó que hay otro tipo de delito que se llama rapto. Éste consiste, por ejemplo, cuando una mujer acepta vivir con un varón inducida por algún tipo de amenaza o influencia sicológica.

Los adolescentes son los que frecuentemente caen en este tipo de delitos. Agregó que la Policía trabaja actualmente en investigar los tres delitos en la ciudad.