20 dic. 2008

El país vence al analfabetismo y lo festeja hoy

El Ejecutivo informó que cumplió con ese objetivo en 33 meses. En el camino, hubo tropiezos, así como sorpresas. Bolivia es el tercer país de América Latina y El Caribe, después de Cuba y Venezuela, en lograrlo.

• ORGANIZACIÓN DE LA CELEBRACIÓN • El equipo de Televisión Boliviana discute los detalles de la transmisión del evento durante el ensayo que se desarrolló ayer en el coliseo.

En Potosí, el machismo puso en riesgo la alfabetización de las mujeres; en Beni se tardó 33 meses en alfabetizar debido a las inundaciones; La Paz fue el municipio más complicado para cumplir este objetivo.

Pero salvando estos obstáculos, cerca de 824.000 bolivianos que eran iletrados aprendieron a leer y escribir y hoy el Gobierno declarará al país “Territorio libre de analfabetismo”, con una gran celebración en Cochabamba.

El Programa Nacional de Alfabetización (PNA) empezó a ejecutarse en marzo del 2006 en Laja (La Paz), según recuerda su coordinador Pablo Quisbert.

La autoridad explica que “en Bolivia y en América Latina, el analfabetismo tiene cara de mujer”, razón por la cual fueron ellas las que más se beneficiaron del aprendizaje. “Los hombres sentían vergüenza de pasar clases”.

Ahora, los alfabetizados están en condiciones de leer y escribir textos simples, aclara Quisbert.

La labor requirió de una gran logística. “Compramos camionetas para el programa y con ellos llegábamos a todas partes de Bolivia; sin embargo, no nos sirvieron de mucho en Beni; la mitad del año estaba inundado y no podíamos llegar a las comunidades, además que es un departamento tan grande, que tardamos como 30 meses en alfabetizar”, narra.

En cambio, el municipio donde más rápido se logró la meta fue Tolata, (Cochabamba), el primero en ser declarado libre de analfabetos. Quisbert también rememora que tropezaron con problemas en los municipios de La Paz y El Alto. “Pudo ser por la conformación de la gente o por el territorio en sí. Fue sencillo enseñar en el macrodistrito de Zongo y no en Cotahuma”.

Además “pensábamos que en el altiplano iba a ser muy difícil, pero en realidad fue sencillo y llegábamos a las comunidades con apoyo de los médicos cubanos. En cambio en los campos mineros, en Potosí, se nos complicó, me imagino que por el boom de la minería, los hombres no querían que sus esposas aprendan”.

Cochabamba será hoy la sede de una gran fiesta que empezará a las 15.00 y concluirá a las 22.00 con fuegos artificiales. El país levantará la bandera blanca de la alfabetización en el coliseo José Casto Méndez, ubicado en la Coronilla, a donde asistirán alrededor de 13 mil personas, habrá danzas y música y pantallas gigantes para los que no puedan ingresar al recinto. Allí, el presidente Evo Morales Ayma declarará a Bolivia “Libre de Analfabetismo”.

Está prevista la presencia del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, el secretario de Asuntos Políticos de la Organización de Estados Americanos (OEA), Dante Caputo, el Vicepresidente de Cuba, los ministros de Educación de Venezuela, de Cuba y de Paraguay, según el viceministro de Culturas, Pablo Groux.

Además estará Edouard Matoko, enviado de la Unesco, quien evaluará el avance respecto a los Objetivos del Milenio. “Estamos en el indicador que Bolivia está a punto de cumplir con la meta, queremos una evaluación final”, aclara al respecto Quisbert.

Las delegaciones de alfabetizados y alfabetizadores llegaron ayer; los recibieron en la Plaza de las Banderas, lugar donde se izaron las banderas blancas de los nueve departamentos. “Bolivia entera izará la bandera blanca, donde los 36 pueblos indígenas y originarios, principales beneficiarios, estarán presentes con su indumentaria e identidad”, anunció Marco Carrillo, el representante presidencial.

Ahora viene el programa “Yo sí puedo seguir”, que darán asignaturas básicas a las personas que deseen aprender matemática, ciencias e historia.