28 ene. 2009

Guaranís conmemoran batalla de Kuruyuki con apertura de universidad indígena

La Paz, miércoles 28 de enero de 2009

- Kuruyuki conmemora otro aniversario más de la matanza con la presencia de Evo Morales y el colocado de la piedra fundamental de la Universidad Indígena de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG).

El pueblo guaraní conmemora los 117 años de la batalla de Kuruyuki con la presencia del presidente Evo Morales, quien llega a Camiri este miércoles y luego se trasladará a Ivo, 30 kilómetros al Sur de esta ciudad, según informó el presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní Wilson Changaray, dice El Chaqueño.com.bo

"De acuerdo al programa conmemorativo, desde el lunes 26 comenzaron a llegar las delegaciones de las diferentes regiones, las cuales hoy participarán de encuentros deportivos, la feria de las artesanías, las comidas típicas y por la noche del encuentro cultural", agrega.

El acto central está previsto que comience a las 9.00 este miércoles 28 de enero, en el que además del presidente de la república Evo Morales Ayma, participarán ministros y viceministros de Estado, dirigentes de la confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB), y de otras organizaciones sociales del país, de Argentina y Paraguay, al igual que los alcaldes y concejales de los municipios de la región.

Lo más sobresaliente de los actos de celebración es la inauguración de la primera Universidad Indígena de tierras bajas ‘Apiaguaki Tumpa’, que tendrá como sede la comunidad de Ivo-Kuruyuki, cuyas actividades académicas se inician con 120 estudiantes el próximo 2 de Febrero. El programa central contempla el colocado de la piedra fundamental por parte del primer mandatario de la nación Evo Morales Ayma.

El Pueblo Guaraní, desde 1992, cada año rinde homenaje a los miles de valientes kereimbas (guerreros), que en 1892 a la cabeza del mítico guerrero Apiaguaiki Tümpa, cayeron ante las balas del ejército boliviano defendiendo su territorio, invadido por los hacendados y sus vacas.

Sede de la universidad indígena del pueblo guaraní

Según adelantó el portal PADEP/GTZ, la universidad indígena de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) será construida en la histórica comunidad de Kuruyuki, provincia Luis Calvo del departamento de Chuquisaca, donde hace 116 años fue asesinado Apiaguiki Tumpa por el ejército boliviano, informó el presidente de la organización Wilson Changaray.

Changaray informó que en el marco del Decreto Supremo 29664, emitido el 2 de agosto por el gobierno de Evo Morales, el pueblo guaraní tomó la decisión de edificar la infraestructura de la nueva casa de estudios superiores en esa zona del Chaco boliviano.

"La creación de esta universidad es una vieja aspiración de los pueblos indígenas, ese fue nuestro sueño desde siempre, desde que iniciamos la campaña de alfabetización, la educación intercultural bilingüe, la profesionalización de maestros, la construcción de internados y la publicación de libros en nuestro idioma", manifestó.

Changaray dijo que esperan inaugurar la nueva universidad el 28 de enero de 2009, fecha en la cual miles de guaraníes tienen previsto reunirse en Kuruyuki para celebrar los 117 años de la masacre de los indígenas de la región.

"Kuruyuky el retorno a la esclavitud"

En el año nuevo de 1892, indígenas -hombres, mujeres y niños- de Morokujati, en el Chaco, fueron sacados de sus casas rumbo a Guacayá con la promesa de que se los llevaba a vivir a otro lugar

En realidad, los acontecimientos fueron provocados por la ocupación de las tierras de parte de los blancos. La geografía guaraní y las misiones eran contrapuestas a la nueva incursión de los militares que querían instalar fortines en la región chaqueña y que con hostiles acciones acosaban desde Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz, según relata los escritos de la época que se guadan en el Convento de San Francisco, en Tarija.

Sorpresivamente, en pleno camino, el mando militar ordenó que los hombres fueran degollados, relató el padre Martadelli en los registros de Crónicas chaqueñas.

Luego de esa terrible acción, el 28 de enero de 1892 la nieta del jefe Asukari, de Ivo, fue violada y asesinada por Fermín Saldías, corregidor de Ñuumbyte, hoy Cuevo La falta de castigo a ese delito y la intención de los guaraníes de expulsar a los karai (blancos) que se habían adueñado de sus tierras provocó la batalla en Kuruyuky, a 200 kilómetros de Camiri.

El ejército karai (blanco) se impuso después de ocho horas de combate. Miles de indígenas murieron y pocos lograron escapar al monte cuando no fueron apresados. Este episodio militar marcó la derrota final y el inicio de la total usurpación del territorio de los guaraní de Cordillera y su sometimiento al régimen servidumbral.

Según las crónicas de la época, 5.000 hombres junto a su líder Apiaoeki-Tumpa fueron muertos; las mujeres y niños fueron repartidos a "las haciendas de Chuquisaca, a vecinos de honorabilidad, curas y católicos conocidos". Los hombres que sobrevivieron fueron vendidos para los trabajos de la siringa.

Los propios misioneros franciscanos relatan que este contexto se construye la figura del Tumpa, que surge como símbolo de la identidad guaraní. Su fuerza nació desde la misma concepción mesiánica de la búsqueda de la "tierra sin mal" en contra de las situaciones de explotación y esclavitud de los guaraní.

Para la Junta Consultiva de Colonias, creada para organizar la República, la masacre no fue suficiente. Esta Junta opinaba que "la población salvaje debía ser acabada y sustituida por otra extranjera".

El 16 de marzo de 1892, el periódico Estrella del Oriente de Santa Cruz, difundió que "un número de 146 niños guaraníes fueron vendidos en la calle Velasco, en Santa Cruz...", lo que refleja lo que ocurrió tras la batalla de Kuruyuki.

Así, se produjo la derrota de los guaraní y su reducción a esclavos, pongos, a trabajadores libres, pero empatronados, o a miembros de las misiones a donde habían ido a parar en su huida, contando su pesar como relata el siguiente testimonio que también es recogido por los Franciscanos de Tarija.

"De todos estos sufrimientos le ha venido la rabia que tiene a los caraises porque estos si han sido malos con nosotros pero no los padres que siempre dan en los pueblos comida i servicios y no dejan de que los caraises nos acaben a todos que es lo que quieren. No ai uno que se queja de los padres ni el tumpa se queja, no dice nada mal contra US [Uds.] solo de los que les quitaron sus tierras a la gente i matan por el gusto de matar i robamos nuestras cosas, dice que les va pedir a los padres que le ayuden a el para que los caraises devuelvan a la gente lo que quitaron, que si no es de a buenas será de a malas i ellos serán los responsables de lo que pase".

Texto extractado de la Cartilla Nº1
Serie: Nuestra historia, presente y futuro
Los Guaraní: La larga lucha por la libertad y la tierra

Producido por el Plan Interministerial Transitorio para el Pueblo Guaraní(PIT), que impulsan la Asamblea del Pueblo Guaraní y los ministerios de Trabajo, Justicia, Presidencia, Planificación para el Desarrollo, Ministerio de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente -Viceministerio de Tierras e INRA-, y de Producción y Microempresa