10 feb. 2009

Exigen institucionalización en escuelas de convenio

La Paz, 10 feb (ABI).- El delegado a la Central Obrera Boliviana (COB) de la Confederación de Trabajadores en Educación Urbana de Bolivia (CTEUB), Fermín Valencia, aseguró que en algunas unidades educativas de convenio, existen directores que son párrocos o monjas que no se sometieron a exámenes de competencia, violando la disposición del Ministerio de Educación.

"Cómo es posible que el Gobierno pague a ese tipo de autoridades cuando estamos institucionalizando todos los cargos jerárquicos y obviamente la administración educativa", dijo el dirigente.

Las unidades educativas de convenio son aquellas que tienen una participación mixta donde el Estado paga los salarios a los maestros y las instituciones eclesiásticas ponen la infraestructura. En muchos casos unilateralmente contratan universitarios para que den clases, violando reglamentos educativos.

Según Valencia, los maestros urbanos exigen que los directores de las escuelas de convenio como Fe y Alegría, de Cristo y Don Bosco se sometan en su totalidad a exámenes de competencia por respeto a la institucionalización de cargos en las unidades educativas estatales.

Por su parte, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, afirmó la pasada semana que se respetarán los cargos de aquellos directores que se hayan sometido al proceso de institucionalización y descartó que existan irregularidades.

"Se tiene que tomar en cuenta que se debe seguir con el proceso de institucionalización, pues consideramos que es saludable a la educación, necesitamos renovación y profesionalización. El examen y la evaluación de méritos será preservado", señaló Aguilar.

A su vez el secretario de Prensa de la CTEUB, Víctor Oña, dijo que dichas escuelas funcionan bajo la tuición de la Iglesia, con diferente estructura organizativa y tienen propias direcciones departamentales y nacionales, similares a las distritales de educación, que no obedecen las disposiciones.

Considera que los establecimientos de convenio deben sujetarse a las normativas que emanan del Ministerio de Educación para la designación de direcciones y evitar la influencia en la designación de maestros y directores.

"Ya basta de estas cosas; no debería haber este tipo de privilegios, en el que curas y monjas administren las unidades educativas", insistió Oña.

Todos establecimientos sean particulares y fiscales se rigen bajo las normativas de la Ley Nro. 1565 de Reforma Educativa y nadie puede ir contra ella hasta que se apruebe otra en el Congreso.
Jp/Rq ABI